Principales Noticias,Sin categoría

Reducir, reutilizar, reciclar: el camino hacia la agricultura sostenible

Leilani Lotti Diaz , Information Scientist/CAS

Banner Auspicios Expo Acte

El papel crucial de la agricultura sostenible en la producción global de alimentos

Según las predicciones disponibles, la demanda total de alimentos en nuestro planeta aumentará entre un 35 y un 56 % de 2010 a 2050, lo que se verá agravado por un crecimiento constante de la población mundial. En los últimos años, los costes crecientes de la producción y la distribución de los alimentos se han visto afectados por la pandemia de COVID-19, la guerra entre Rusia y Ucrania, el cambio climático y diversos conflictos regionales. El Fondo Monetario Internacional ha subrayado la importancia de acometer cambios políticos para reducir la inseguridad alimentaria y mejorar el acceso a los fertilizantes, especialmente en los países más pobres.

 

Los fertilizantes sintéticos y orgánicos siguen siendo esenciales para las prácticas agrícolas. Los fertilizantes sintéticos usan fósforo extraído de rocas de fosfato, potasio extraído de menas de potasa y nitrógeno fijado de la atmósfera, pero los procesos empleados para extraer estos recursos consumen una gran cantidad de energía y, a largo plazo, tienen un efecto nocivo en el medioambiente a causa de las actividades de minería y el uso de fuentes de energía de combustibles fósiles en su producción. Entre los fertilizantes orgánicos se incluyen el estiércol de diversos animales, la harina de alfalfa, la harina de sangre, la harina de pescado y las cenizas de madera, así como los residuos del agua o las aguas negras. El estiércol y otros residuos que componen los fertilizantes orgánicos son voluminosos y caros de transportar para el uso en el campo o la eliminación, pero los nutrientes derivados de estos tipos de residuos pueden eliminar la necesidad de transportarlos a un coste elevado si se pueden procesar in situ o cerca del lugar en el que se producen.

 

Un sistema de agricultura sostenible requiere un uso eficiente del agua, la energía y los nutrientes, la reducción del impacto medioambiental, el mantenimiento de la fortaleza económica y la minimización de la dependencia de recursos finitos que se están agotando con el fin de que las generaciones actuales y futuras puedan prosperar. Puede ver un ejemplo del proceso empleado para recuperar, reutilizar y reciclar los nutrientes de las aguas residuales para el uso en fertilizantes en la figura 1.

 

Los macronutrientes de los fertilizantes son uno de esos recursos limitados que se están agotando. Es posible, por ejemplo, que las reservas de fosfato se agoten en los próximos 50 o 100 años. Además, los residuos agrícolas también pueden ser perjudiciales para el medioambiente y causar problemas como la contaminación de las cosechas con productos farmacéuticos, patógenos y residuos metálicos, o la eutrofización de las aguas superficiales. Sin embargo, estos residuos presentan un potencial considerable por su elevado volumen de nutrientes.

Figura 1. Circulación de nutrientes en la agricultura sostenible.

 

Leilani Lotti-Díaz estará en el panel 4 de CfiAgrotech, “Soluciones desde la innovación y la tecnología” el 24 de octubre, donde se basará en la CAS Content Collection para obtener información única sobre la gestión de residuos de fertilizantes, biorrefinerías, síntesis de amoniaco verde y mucho más.

 Puede leer el artículo completo aquí > https://www.cas.org/es-es/resources/cas-insights/sustainability/sustainable-agriculture

 

Noticias Relacionadas

Amplían plazo de postulación al concurso “Despega Tu Emprendimiento” para Pymes y Startups Agrotech
CAS se asocia con CfiAgrotech para patrocinar dos premios de start-ups
CfiAgrotech: Avanzan preparativos para la exhibición más importante en innovación y tecnologías en agroalimentos
Ver más notas Banner Auspicios Expo Acte